31.1.17

Costa-Gravas, director de cine, opina de la democracia















Director de cine Costa-Gravas, hablando de la democracia en la revista digital Les inrocks: "En el pasado, era sin duda diferente y mejor en comparación con el régimen en vigor en los países del Este. Ahora, con la globalización y la toma del poder por las finanzas, la democracia está muy debilitada. Ya no se habla de ideas, ya no se habla del futuro, sólo hablamos de economía, economía, economía..." ¿Se ha reducido el lógos y el discurso consecuente a aspectos económicos que obvian lo que no sea más que cifras y macros? Cuando se le dice al cineasta que sus películas giran en torno al Estado, a la libertad o al poder, se le pregunta: ¿Es que acaso se ha abandonado el debate público? Y responde: "La evolución formal de nuestras sociedades siempre existe pero ahora dependen de los bancos y sus préstamos. Europa está sometida a un capitalismo extremo". Costa-Gravas reconoce que en sus películas existe sobre todo los individuos que denuncian las situaciones. Ahora ha modificado su enfoque: "Más allá de los denunciantes lo que apoyo es la resistencia, y se trata de una figura más moderna y para mí más interesante". Entre los que denuncian y los que resisten, deambula la vida cotidiana a bandazos y por inercia. ¿Cuántos ciudadanos eligen denuncia y cuántos van más lejos resistiendo con maneras nuevas y efectivas?



Fotografía de Muhsin Akgün





28.1.17

Susan George y la dejación de la izquierda política















"La izquierda cree que sus ideas son tan estupendas que no hay que defenderlas (somos generosos, somos simpáticos, defendemos los derechos humanos)", responde Susan George, presidenta de ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana) en una entrevista. Sabe de qué habla. ¿Será que la izquierda ya hace muchas décadas que convirtió en un corpus cuasi religioso sus principios? Todo lo que se repite sin argumentar se esclerotiza y el pensamiento si no se desarrolla se torna obsoleto. La duda es si la izquierda sigue teniendo ideas de referencia, si las ha actualizado y, sobre todo, si sabe comunicarlas con claridad meridiana. Porque el poder triunfante del momento sabe a qué va. George: "El problema es que la derecha ha logrado enmarcar estas cuestiones de manera que han dicho a la gente, y les han convencido: 'si no tienes trabajo y eres pobre, es tu propia culpa. No eres organizado y te mereces lo que tienes'. Mucha parte de este mensaje ha sido interiorizada". ¿Ha fagocitado un sector de la sociedad y de la política, tradicionalmente revulsivo y reaccionario, al otro que preconizaba el avance permanente en pro del desarrollo, el reparto y la justicia social? Susan George habla claro: "La mayoría vota contra sus intereses, votan a Trump. Todo su gabinete proviene de las grandes empresas. Pero la gente corriente vota esto, creen que en su interés. El 'brexit' es parecido, creo que la gente corriente tiene una idea equivocada de lo que va a pasar allí, porque las leyes sociales británicas son peores que las europeas, en cuanto a salario mínimo, horas extra…en aspectos sociales van a estar peor, pero lo votaron probablemente por miedo a la inmigración, aunque estén equivocados". Lo de siempre. La manipulación, la difusión de ideas equívocas que calan entre la gente, la ocultación de las verdaderas intenciones y la prédica de que todo irá mejor de manos de los grandes amos del momento. Si los individuos y la sociedad en general hacen dejación de pensar y dialogar puede pasar de todo.

16.1.17

Recuerdo de Marie A., de Bertolt Brecht cantada por Angela Winkler






















No puedo resistirme a la belleza de esta canción. Sobre el poema de Bertolt Brecht se alza una voz como la Angela Winkler.




1
En aquel día de luna azul de septiembre
en silencio bajo un joven ciruelo
estreché a mi pálido amor callado
entre mis brazos como un sueño bendito.
Y por encima de nosotros en el hermoso cielo estival
había una nube, que contemplé mucho tiempo;
era muy blanca y tremendamente alta
y cuando volví a mirar hacia arriba, ya no estaba.

2
Desde aquel día muchas, muchas lunas
se han zambullido en silencio y han pasado.
Los ciruelos habrán sido arrancados
y si me preguntas ¿qué fue de aquel amor?
entonces te contesto: no consigo acordarme,
pero aun así, es cierto, sé a qué te refieres.
Aunque su rostro, de verdad, no lo recuerdo,
ahora sé tan sólo que entonces la besé.

3
Y también el beso lo habría olvidado hace tiempo
de no haber estado allí aquella nube;
a ella sí la recuerdo y siempre la recordaré,
era muy blanca y venía de arriba.
Puede que los ciruelos todavía florezcan
y que aquella mujer tenga ya siete hijos,
pero aquella nube floreció sólo algunos minutos
y cuando miré a lo alto se estaba desvaneciendo en el viento.














2.1.17

Controvertido Michel Serres y su valoración sobre el dolor















"Deberíamos escribir una verdadera historia del dolor". Controvertido Michel Serres, historiador y filósofo. ¿No es todo el transcurso de la historia humana una irrefutable historia del dolor? Pero no le falta razón si lo que pretende es enfocar la evolución cultural de nuestra especie desde el punto de vista del sufrimiento y darlo a conocer como una especialidad de Historia. "No nos damos cuenta de verdad de hasta qué punto sufrieron nuestros antepasados y no somos conscientes de todos los medicamentos que tenemos y que nos ayudan a vivir mejor y a combatir el dolor mejor. ¡Pero si el rey Luis XIV tenía los mejores médicos a su alrededor y se pasó la vida chillando de dolor porque tenía una fístula anal incurable! Hoy, eso se arregla con una pequeña intervención quirúrgica y tres días de antibióticos”. No por ser un planteamiento aparentemente optimista y dominado por la visión occidentalista y de mundo desarrollado es menos real. El dolor, no sé si en todas sus vertientes, se ha reducido o reconducido, pero no se ha eliminado. Tal vez nunca se elimine y si se anula para unas sociedades probablemente no llegarán los beneficios a aquellas a las que todo llega tarde y mal.

Serres quiere aportar una visión menos pesimista de la que hoy domina en Occidente, “Si usted busca en Internet  'causas de mortalidad en el mundo le saldrán las cifras oficiales facilitadas por la Organización Mundial de la Salud. No son datos de Michel Serres, sino de la OMS. Bueno, pues verá usted que la causa menos frecuente de muerte en la actualidad es 'guerras, violencia y terrorismo'. Muere infinitamente más gente a causa del tabaco y de accidentes de coche. Así que hay una gran contradicción entre el estado real de las cosas y la forma en que lo estamos percibiendo, porque vivimos como si estuviéramos inmersos en un estado de violencia perpetua, pero eso no es real en absoluto”. ¿Es una comparación peligrosa y equívoca o un aferrarse a los datos para que no nos equivoquemos al ser catastrofistas? Los datos sobre las innumerables causas del dolor no niegan nunca unas y otras, pero deberían ayudarnos a interpretar el mundo en que vivimos. Aunque acaso sea un progreso de Occidente, donde hasta el dolor es un elemento de lujo, digamos, frente a países de amplias regiones del planeta donde es el pan de cada día. ¿Es demasiado tajante y reduccionista Michel Serres cuando escribe que con la explosión de Hiroshima triunfa y a la vez se acaba la edad de la muerte? Para mí, sí, aunque tal vez con este tipo de frases lapidarias pretenda redirigir el fatalismo hacia una esperanza. Aunque, ¿es la manera? ¿O solo servirá para aplacar conciencias sobre la necesidad de un compromiso más consecuente con el resto del mundo?